Los voluntarios de un estudio pequeño a los que les mostraron chocolate y bebidas deportivas después de hacer ejercicio no pudieron adivinar correctamente cuántas calorías “recompensa” habían quemado.

Sorprendentemente, eligieron cantidades demasiado pequeñas al subestimar cuántas calorías…