Los depósitos en España no se caracterizan por una excesiva rentabilidad. Son unos pocos, se pueden contar con los dedos de una mano, los que ofrecen remuneraciones por encima del 1% y siempre vinculadas a determinadas condiciones. Panorama que contrasta con lo que se pueden encontrar en…