España, la cuarta economía de la zona euro, continúa aportando una fotografía desenfocada entre el peso de su Producto Interior Bruto (PIB) y el volumen de los ingresos que obtiene vía impuestos y otras contribuciones sociales. Aunque disguste, porque implica que existiría un margen aún no…