La riqueza financiera de los hogares españoles es el resultado de restar los activos (depósitos, participaciones en fondos de inversión y deuda pública, seguros y pensiones) a los pasivos (préstamos a corto y largo plazo, en especial los hipotecarios). En 2007, año en el que se inició la…