La UE quiere reducir la dependencia de las empresas a los préstamos bancarios e impulsar otras vías de financiación alternativa con el fin de estimular la creación de puestos de trabajo y el crecimiento económico. Para eso está promoviendo la unión del mercado de capitales. Y aunque suene…