La tecnología y las redes sociales están cambiando la forma de hacer negocios y consumir, pero también los hábitos de conducta, una transformación que se acelera en el caso de los niños, que han nacido y crecido entre smartphones, tabletas y PCs. Los niños siguen queriendo ser de mayores…