El impuesto tiene “efectos desde el 1 de enero de 2014”, según la referencia del Consejo de Ministros, y podría recaudar más de 340 millones. Los depósitos del sector privado residente en España -se incluyen los depósitos sin clasificar y los procedentes de la banca electrónica- crecieron en 2013…