«Si algo puede salir mal, saldrá mal». El mundo de los smartphones no se libra de esta popular ley de Murphy, y menos aún cuando nuestro recién estrenado móvil cae sin control al suelo sin poder resistirse a otra fatídica ley, la de la gravedad. Sudores fríos, pulsaciones aceleradas… muchos…