El entorno de bajos tipos de interés que condena a la renta fija a ofrecer raquíticas rentabilidades en los productos más conservadores, ha provocado un movimiento de mayor tolerancia al riesgo por parte de los inversores españoles que se viene traduciendo en entradas de capitales en productos…