España puede volver a lograr un avance interanual del 3% este año o, al menos, quedarse al borde. La aceleración de la actividad en los primeros compases de 2017 está dejando viejas las previsiones que apuntaban a un crecimiento del 2,3%, y hoy parece bastante más factible que el PIB termine…