Las principales víctimas de la crisis han sido, sin duda, los 5,6 millones de personas que aún se encuentran en el paro. Claro que entre los múltiples heridos también se encuentran quienes, si bien tienen un puesto de trabajo, está muy limitado en su duración. Así se constata en un estudio…