La ortodoxa, pero a veces indescifrable, jerga del mundo del seguro podría tener los días contados. En un esfuerzo por hacer su lengua comprensible al común de los ciudadanos, las aseguradoras quieren establecer un idioma más sencillo y transparente en una guía de autorregulación que elaborarán…